<$BlogRSDUrl$>

Te ayudaremos a descubrir cosas nuevas sobre tus sueños

Friday, November 21, 2003

PROBLEMA IDENTIFICADO


Elegimos el tema de los sueños debido al interés que este despierta en las personas al ser parte de su realidad diaria, además observamos que en la población hay un doble concepto del mismo: El sueño como una fantasía, y por otro lado el sueño como la liberación de nuestro inconsciente. Por eso en un primer momento nuestro interrogante resulta se ¿Puede el sueño mostrarnos la realidad?; pero al ir desarrollando nuestra investigación la orientamos hacia el aspecto científico del sueño, lo cual nos permitía fundamentar y comprobar el tema elegido. Todo esto concluyo con que la problemática adoptada al inicio tomara otro rumbo y pasara a ser “Justificando a los sueños”.















FUNDAMENTACIÓN


El tema de los sueños, fue elegido para llevar a cabo esta investigación, debido a que con la motivación de realizar un proyecto investigativo de carácter científico, nos interesó conocer si el sueño es, simplemente una fantasía o si reviste una realidad oculta, que nos prediga un hecho posible de realizarse.

Comenzamos a plantearnos los diferentes fundamentos que el sueño posee por ser una realidad posible, así llegamos a la conclusión de que el sueño desde la psicopatología seria el fundamento principal y único de carácter científico que explique el porque de esta investigación.

Para abordar el tema, a lo largo de toda la investigación recurriremos a toda la bibliografía existente sobre el mismo, tomaremos la opinión de expertos –como Freud, Drucker, Hobson- entre otros, llevaremos a la práctica el proyecto realizando, entrevistas a personas vinculadas con la problemática. También, al finalizar el proyecto nos aseguraremos que los conocimientos adquiridos hayan sido transmitidos en forma correcta e internalizados por los espectadores.


OBJETIVOS

• Demostrar que el sueño tiene un carácter científico.
• Dar a conocer que el sueño esta afectado por la realidad.
• Presentar el proyecto frente un grupo de psicólogos.
• Participar activa y personalmente de la investigación.

CAPITULO I

JUSTIFICANDO A LOS SUEÑOS


1.1. ¿REVISTE EL SUEÑO UN ASPECTO CIENTÍFICO?


En los sueños la imaginación cumple un papel fundamental: a través de ellos el sujeto demuestra sus deseos, motivaciones, conflictos, aspiraciones, confirma y transforma las imágenes como para expresar brevemente sus efectos y aún fabrica personajes con los cuales se identifica. Esta suele ser una de las vías más comunes en la resolución de los conflictos.

Antiguamente, el estudio de los sueños se basaba no en su carácter científico, sino en cuestiones míticas, religiosas y supersticiosas. Se pensaba que en ellos se encontraban premoniciones para el futuro.

En nuestra época el psicoanálisis inicio el estudio sistemático de los sueños, para eso dio a conocer el significado de soñar como la actividad psíquica que ocurre al dormir.

Es importante saber que los sueños son manifestaciones del inconsciente. Al disminuir la represión del mundo interno, el sujeto libera sus deseos a través de los símbolos del sueño. Pero estos símbolos ocultan o disfrazan el verdadero contenido del sueño que permanece latente.

Los sueños pueden ser provocados por estímulos externos o también puede ser por estímulos orgánicos, pero estos estímulos no explican en sí, el fenómeno del sueño, sino que solo lo provocan.
Todo sueño tiene dos tipos de contenido:
 Contenido manifiesto (imágenes que recordamos al despertar)
 Contenido latente (imágenes inconscientes que tienden a salir, pero lo hacen disfrazados por las imágenes del contenido manifiesto)

El dilema se presenta en que si el sueño es sólo una fantasía o en él juega también la realidad.

Las imágenes que se suceden en los sueños, la mayoría de las veces nos parecen incoherentes y disparatadas, como si fuesen el resultado de una actividad efectuada sin ton ni son. Sin embargo, hemos de admitir que el sueño ha de tener su explicación. Debe de haber alguna causa o algún conjunto de factores que expliquen porque tiene uno tales sueños, con tales personajes, tales acciones en tales circunstancias.


1.2. ¿EXISTEN CAUSAS QUE ORIGINAN LOS SUEÑOS?


La verdad es que comúnmente, ignoramos cuál es la causa que produce los sueños y cuales son los factores que influyen en su mundo de desarrollarse. El hombre a tratado siempre de explicar la causa y el significado de los sueños. Pero el esfuerzo científico por descifrarlos adquirió gran desarrollo con los psicoanalistas, desde Freud, hasta nuestros días.

Es una investigación muy difícil, por ser tan inconsciente la actividad psíquica que producen los sueños, pero de ninguna manera debe ser tildada de vana e imposible.

Pese a los estudios realizados hasta el presente hemos de confesar que son relativamente pocos los conocimientos de los sueños que pueden considerarse seguros. En la interpretación de los sueños predominan aún los datos hipotéticos, cuya verdad todavía no se ha podido comprobar.

De los estudios realizados se llegaron a conclusiones como:
• La mayoría de las personas sueñan 4 o 5 veces por la noche.
• Los sueños pueden durar desde pocos minutos hasta 1 hora; promedio de duración de 20 minutos
• Los sucesos de los sueños duran casi el mimo tiempo que necesitamos para realizarlos en la realidad.
• A veces el que sueña tiene una serie de sueños relacionados, que se dan por episodios. Otras veces hay elementos comunes o varios sueños que parecen unos, lei motive que se repiten en ellos.
• Los acontecimientos externos, como el ruido de puertas que se cierran o se abren, rara vez se incorporan a los sueños.
• Los sueños parecen ser necesarios para el normal desarrollo de la vida psíquica.

El sueño tiene contenidos de desarrollo puramente fantásticos, vale decir que es un producto de la imaginación (facultad de inventar seres o acontecimientos no reales) combinadora que actúa a merced de los gustos e impulsos temporales, y de las influencias de la condición de la psiquis y del cuerpo.

Algunas veces el ensueño puede ser de carácter rememorativo como cuando se sueña con acontecimientos de la vida reciente o de tiempos remotos.

A menudo los caracteres de la actividad guiada por la razón no figuran en los sueños, por eso nos parecen incoherentes y disparatados.
Es muy común la desfiguración de los hechos reales aún en los sueños sobre sucesos recientes menudo hay cambios de personajes y hay emisiones de alguna parte de lo ocurrido.
A veces un personaje de hechos remotos figura como actor en acontecimientos recientes al lado de las personas que intervinieron en estos.


1.3. ¿QUÉ APORTA LA CIENCIA A LOS SUEÑOS?


Sin duda los sueños pueden revelarnos los hechos. Por eso se dice que cuando un sueño coincide con la realidad de forma exacta, es porque durante el sueño las barreras del tiempo y del espacio se pueden saltar.

Como todos dormimos y soñamos, todos tenemos la posibilidad de traspasar esas barreras en alguna ocasión y, quizás a veces, los sueños nos proporcionen “conocimientos reales”: una visión de un futuro, que acontecerá en la realidad. Este es uno de los primeros interrogantes planteados acerca de los sueños, donde se trata de saber si los sueños pueden ser interpretados; esto es, si cada uno de ellos posee un sentido.

La mayoría de los autores médicos coinciden en su opinión que los sueños deben considerarse como un proceso corporal inútil, siempre y en muchos casos patológicos. Sin embargo la opinión popular parece mantener la creencia de que los sueños tienen desde luego un sentido, anuncio del porvenir.

Citando la opinión de sicoanalista Freud:
Para mi gran asombro descubrí un día que no era la concepción médica del sueño, sino la popular, medio arraigada aún en la superstición la más cercana a la verdad...

Desde un principio grandes esperanzas de que un procedimiento investigativo pudiera aplicarse a la explicación de los sueños...
Así pues, el procedimiento de que me serví para la interpretación de los sueños procedía de la psicoterapia.

Desde tiempos hipocráticos, el ser humano se ha interesado por lo que sueña con el convencimiento de que los ensueños contienen información trascendente, para clarecer acontecimientos pasados, resolver dilemas presentes o indicar el futuro.

También el material de los ensueños se ha asociado con bastante frecuencia a la psicopatología, cumpliendo funciones de tipo explicativo incluso predicativo de conductas.

Las teorías que han causado mayor impacto son las psicoanalíticas. Freud en 1899 publico, “La interpretación de los sueños”.

Que proporcionó una teoría de formación y una técnica de interpretación de ellos. Para Freud los ensueños eran la vía de acceso al inconsciente, y por lo tanto, de un valor psicopatológico fundamental.

Justamente, la psicopatología del sueño es el fundamento principal de nuestra investigación, debido que esta comprobado en el ámbito científico, que el sueño desde la sicopatología presenta una importante explicación científica.

Para poder fundamentar el aporte científico es necesario conocer que la ciencia define al sueño como una serie de procesos activos y no una mera desconexión fisiológica pasiva de la vigilia, a esta concepción se llega con el descubrimiento de la electroencefalografía (descubrimiento realizado por Berger en 1929) y desde aquí podemos tomar una base muy importante para la sicopatología

1.4. ¿QUÉ ES LA PSICOPATOLOGÍA?


Psico: “Análisis”
Patología: “Enfermedad”

Es importante conocer y manejar adecuadamente el significado de esta palabra psicopatología, ya que será utilizada continuamente a lo largo de toda la investigación, porque como ya dijimos este es el principal fundamento del trabajo.

El sueño desde la sicopatología es estudiado y entendido como una enfermedad conocida como “Trastorno del sueño”, lo que da un fundamento científico al tratamiento de patología.

Para explicar la psicopatología del sueño abordaremos temas como:
 Mecanismos del sueño
 Ciclo del sueño
 Estudio clínico del sueño
 Soñar y sus bases
 Trastornos del sueño entre otros, que nos ayudaran a entender ampliamente el sentido de nuestra investigación.

1.4.1. ESTUDIO CLÍNICO DEL SUEÑO

El no es solo un fenómeno simplemente pasivo, interiormente el individuo que duerme atraviesa por fases con características típicas.
Externamente la disminución de respuestas no implica inhibición total.

Hay aumento del umbral perceptivo general, pero no una perdida total de percepciones. Esto significa que cuando dormimos también somos capaces de percibir ciertas cosas, hechos, etc. Existen estímulos eficaces con capacidad para modificar el simple reposo e incidir en la elaboración onírica.

Para ser más claros en esta definición expresaremos ejemplos de cada uno de los casos citados. Ejemplo del primero (no existe un perdida total de percepción), sería la madre dormida que se despierta cuando su bebe emite gemidos y movimientos, a pesar de hallarse en un ambiente ruidoso que no lo habría despertado antes.

Ejemplo del segundo (capacidad para realizar una elaboración onírica), seria el caso de un sueño en el que un hombre viaja en un navío: el ojo de buey cede al mar, incluso la pared se entreabre y vomita el agua formidable. Me despierto mi rostro esta bañado de lágrimas. Se han deslizado sobre mis mejillas hasta los labios, mi primera impresión es el gusto de esa sal que, sin duda hace un momento creo esa combinación desesperada De ternura, tristeza y mar.

1.4.2. SOÑAR Y SUS BASES

Cuando en los años 50 se introdujeron los estudios electroencefalográficos del sueño de los ensueños, gran parte del interés de los clínicos se desplazo hacia las bases biológicas.
Existen observaciones anecdóticas, por ejemplo: Einstein, al descifrar su teoría de la relatividad, la idea e imagen clara de este hecho apareció en sueños. También se conoce que puede intervenir el humor, memoria, etc. la función y el valor dado en los sueños varía según las diversas orientaciones. Considerando que el estudio de los sueños depende de un acto de memoria.

Habitualmente apenas se recuerda lo que se sueña, el olvido puede llegar a un 20%.

Algunos factores que contribuyen al olvido son la motivación, la represión (que pueden ser utilizados como mecanismos de defensa de la persona para evitar recordar el contenido de los sueños), la interferencia (desde la forma de despertar hasta la distracción por el ambiente)entre otros factores menos conocidos.

1.4.3. TRASTORNOS DEL SUEÑO

Son trastornos muy frecuentes en la población en general y en la practica clínica.
Algunos trastornos conocidos dentro del tema de los sueños son los insomnios, pesadillas, hipersomanías, incoaseis, terrores nocturnos, sonambulismo y narcolepsia.

• Insomnio: es el trastorno mas frecuente del sueño. se define como la reducción del tiempo total del sueño y la reducción de la calidad del sueño. La palabra insomnio significa ausencia total del sueño.
• Hipersomanía: es la somnolencia excesiva patológica.
• Parasomnias :A veces se observa la presencias conjunta de enuresis-sonambulismo-trastorno nocturno, lo que sugiere cierto comportamiento genético
• Síndrome de las piernas: Molestia o cosquilleo en las piernas al intentar dormirse, que obliga a moverse. Perturba la calidad del sueño. Hoy esta enfermedad se medica.
• Enuresis: Orinarse en la cama.
• Bruxismo: Rechinado de dientes
• Somniloquia: Hablar dormido y terrores nocturnos
• Sonambulismo: Caminar dormido.
• Ronquidos: Se produce por una obstrucción en el pasaje del aire por la parte de atrás de la boca y de la nariz. Produce mala calidad de sueño y somnolencia.
• Narcolepsia: Es un cuadro caracterizado por crisis de hipersomania de aparición súbita y corta. Se produce una irrupción de sueño rápido tras breves instantes de sueño lento.
• Apnea: Es la interrupción de la respiración durante el sueño(aprox.10 segundos), la persona se despierta cada vez que le sucede pero luego no lo recuerda

1.4.4. TRASTORNOS DEL SUEÑO EN ENFERMEDADES PSIQUIÁTRICAS

Los trastornos del sueño son extraordinariamente frecuentes en los pacientes psiquiátricos y, aunque en general se han considerado secundarios al trastorno psicopatológico, cabe preguntarse si es el trastorno del sueño el que produce los problemas psicopatológicos.

Abordaremos en este apartado los trastornos y características del sueño en algunas enfermedades siquiátricas.
- Esquizofrenia aguda: En esta patología, se detectan importantes variaciones. El adormecimiento se alarga, hay frecuentes interrupciones a lo largo de la noche y por ultimo, el despertar es precoz; esto conduce a que la duración del sueño sea unas 4 horas de promedio.
- Esquizofrenia crónica: No se detectan variaciones importantes del dormir en las personas que sufren esquizofrenia crónica.
- Las depresiones y los trastornos del sueño: La mayoría de los pacientes depresivos primarios, muestran una reducción del tiempo total de los sueños y un aumento de los periodos de vigilia antes y después del sueño (tardan en dormirse, se despiertan frecuentemente a lo largo de la noche y tiene un claro despertar precoz. También hay una disminución de la eficiencia del sueño, (proporción de tiempo durmiendo / permanencia en la cama.







CAPITULO II


HISTORIAS VERÍDICAS


2.1. TESTIMONIO I


“En vano espero las desintegraciones y los símbolos que preceden del sueño”, dijo Borges en su poesía insomnio. Y aunque conoce esa vana espera como pocos, Muriel Santa Ana (31) jamás se hubiera definido como una insomne. Ella simplemente, no dormía. Pasaba sus noches debatiéndose entre algún programa mortecino de la tele, novelas imposibles de no menos de 500 páginas y cuando el sopor inútil clavaba sus uñas en las horas previas al alba, se sentaba sola en un sillón de pana verde y miraba. Perdía los ojos en la nada como solo un insomne sabe hacerlo. Por fin la salida de pájaros por su ventana le confirmaban el alba. El primer rayo de sol la encontraba dormida.

Sobrellevaba este hábito de no dormir como quien como demasiado o llega siempre tarde. “Soy así” -les decía a sus amigas preocupadas- “que le voy a hacer”. Pero la verdad es que no siempre fue así. Desde chica supo desafiar los sacudones matutinos para sacarla de la cama; con su hermana se disputó durante años el título de dormilona de la casa. No pudo precisar la fecha en que empezó a temerle a la noche: cree que en algún momento entre mudarse sola y separarse de su novio. Al principio eran simple trasnochadas. Muriel es actriz, y viene de una familia de intelectuales amantes de la noche. Pero las actividades nocturnas de pronto empezaron a volverse más obsesivas: un día era limpiar recovecos de la cocina, otro, lavar pilas de ropa o trasladar sus plantas de una maceta a otra. Largos rodeos sin rumbo para esquivarle a la almohada. Postergaba la cena hasta horas insólitas y terminaba en un bar de Palermo viejo en el que una silla aún lleva su nombre. Las mañanas eran crueles: llegar tarde al trabajo con ojos doloridos, dormirse en el colectivo y hacer cada movimiento como si estuviera adherida a un enorme chicle invisible. Y hubiera seguido así, ella lo admite, de no haber sido por el último condimento que le ofreció su insomnio: ataque de pánicos nocturnos. Fueron pocos. Ráfagas de miedo que la sorprendían en la cama y la dejaban sin aliento y sin capacidad de mover un dedo por temor a morirse. Fue el último -el peor- el que la llevo a hacer una consulta el que hoy debe agradecer por la vida que conquistó. En el consultorio de la doctora Margarita Blanco, especialista en neurofisiología y medicina del sueño. Muriel se llevó una sorpresa A medida que le relataba los pormenores de su caso, la profesional del otro lado del escritorio le completaba las frases. “Y entonces se desvela... y a las 2 de la tarde se queda dormida... y entonces no quiere comer...” Muriel asentía, y se descubría ante la inmensa maravilla de saberse una más: Su problema tenia nombre, características, señales. ¿Tendría también una solución? Acepto el tratamiento ofrecido como quien recibe una bendición. También escucho la advertencia: Le haría falta al menos dos años de tratamiento. Así fue al año sus horas de sueño se estiraban. Agrego análisis, gimnasia, meditación. Hoy la noche es otra vez la amiga que dejo en la infancia.

Pero Muriel nunca estuvo sola. Aunque no lo sospechara, compartió sus desvelos con toda una legión de connacionales. Casi 9 millones de argentinos –uno de cada cuatro-sufre algún tipo de trastorno del sueño. No siempre se trata de insomnio, existe una amplia gama de desórdenes que conspiran contra el buen dormir. Las causas son igualmente diversas: estrés, ansiedad, cambios ambientales (ruidos, temperaturas extremas, cambios de husos horarios) y algunas patologías físicas (reumatismo, ulcera, asma, apnea) Lo que emparienta a todos los que no duermen bien es lo que les ocurre al día siguiente. La somnolencia les aletarga el pensamiento y los movimientos, los vuelve incapaces de tomar buenas decisiones y los pone en riesgo de sufrir accidentes, o provocarlos. Y en la mayoría de estos casos conviven con él, sin pensar que tiene solución.


2.2. TESTIMONIO II

Esto le ocurrió a Carlos Cristobo, de 63 años. Hacía seis años que dormía poco y mal, y su familia registraba el impacto. Le costaba hablar fluidamente con su mujer o con sus hijos, cabeceaba frente a la computadora en el trabajo y vivía en un estado de desequilibrio nervioso. Trabajaba en la gerencia de una agencia de servicios. Cuando se quedó sin empleo, el vaso se rebasó. Afortunadamente se encontraba haciendo terapia, y le comento a su analista, sin darle importancia, que roncaba al dormir. El analista lo derivó a un especialista en sueño, que en el acto le indico una polisomnografia, un estudio que monitorea con electrodos la calidad del sueño del paciente. Los resultados lo alarmaron: en seis horas de sueño, Cristobo padeció 284 instancias de apnea (interrupción de la respiración. La prescripción fue dura: debía adelgazar 15 kilos (la apnea, suele estar vinculada al sobrepeso) y cambiar por completo sus hábitos nocturnos. A los tres meses de iniciado el tratamiento, ya dormía casi sin interrupción. Un examen posterior arrojo como resultado apenas 6 apneas. El cambio de hábitos incluyo abandonar la TV a la noche “porque a la noche pasan cosas muy agresivas, pesadas o lacrimógenas”. Y todavía se cuida de pasar tiempo con personas que puedan contagiarle un estado de nerviosismo o inquietud.
















CAPITULO III


LA REALIDAD DE NUESTROS SUEÑOS


Luego de realizar una investigación volcada en el marco teórico de nuestro proyecto; donde obtuvimos información de diversas fuentes, y llegamos a determinadas conclusiones para nuestro proyecto; orientamos nuestra investigación a un trabajo de campo, donde ya no buscamos información teórica sino comprobar la teoría ya obtenida con la realidad misma, mediante entrevistas realizadas a profesionales del tema investigado y encuestas a personas de diversas edades y sexo.


De esta manera, relacionando lo teórico con lo empírico, buscamos darle verosimilitud a nuestro proyecto de investigación respecto de los sueños.


3.1. ESTUDIO DE LA REALIDAD


Para esta etapa del proyecto llevamos a cabo entrevistas a tres profesionales de los cuales detallaremos algunos datos significativos a continuación.

NOMBRE: Maria Guillermina Cesco
EDAD: 56 Años
PROFESIÓN: Psicóloga

1. ¿Cómo define concretamente al sueño?

Definición del sueño: Antes de definir el sueño, es necesario diferenciar el sueño como dormir, del sueño como actividad onírica, es decir, el soñar durante el reposo.
El primero se refiere a la suspensión normal y periódica de la conciencia y vida de relación durante la cual el organismo se repone de la fatiga diaria, mientras que el segundo se refiere a la representación durante el sueño, en la imaginación, de sucesos ligados al inconsciente.

Ambos son funciones normales y necesarias en toda persona, porque es a través de ellas que uno se repone y libera las tensiones externas e internas acumuladas. Sin embargo, también existen patologías en relación al sueño como al dormir.


2. ¿Cuáles son los trastornos más comunes del sueño? ¿Qué nos puede contar del sueño desde la psicopatología?

Las perturbaciones neuróticas del dormir se basan en una imposibilidad de relajamiento, que obedece a causas internas, que provocan tanta tensión que impiden el dormir o provocan un sueño que es enervante en vez de reparador. Estas causas pueden ser impulsos motores inconscientes o deseos inconscientes reprimidos o preocupaciones intensas o expectativas emocionales, como deseos sexuales por ej., sin gratificación. En el caso de las perturbaciones neuróticas del dormir, los factores inconscientes son las razones más fuertes que provocan el insomnio. En estos casos, lo que falla es la función del sueño como actividad onírica, ya que la misma es hacer la descarga de las tensiones y deseos inconscientes a través de las imágenes y así permitir que la persona siga durmiendo sin despertar. Cuando fracasa la función del soñar, aparecen las perturbaciones del dormir

El yo, que es el encargado de oponerse a los impulsos reprimidos y rechazados, sabe que en el momento de quedarse dormido o mientras uno duerme, al bajar la censura del estado de vigilia, hay mayores posibilidades de que estos impulsos aparezcan. Cuando el yo no puede hacerse cargo de los mismos por ser débil, teme dormir y así aparece el insomnio o fobia a dormir. En estos casos el dormir no es una tentación sino un castigo.

En cuanto a la necesidad excesiva de dormir, ésta también tiene relación con personas que tienen un yo débil para enfrentar situaciones internas o externas difíciles o estresantes y por lo tanto emplean mecanismos de evitación. En estos casos, el no despertar es la manera de no enfrentar aquellas situaciones que lo perturban.

3. ¿En qué edades es más común que las personas sufran algún tipo de trastorno?

He encontrado que las perturbaciones del sueño, se dan más en mujeres que en varones, en el caso de los adultos y más a partir de los 30 años. En general están relacionados a situaciones actuales emocionales que sirven como disparador de impulsos y deseos más inconscientes que se asocian a esta situación actual. En estos últimos años de crisis, lo laboral y lo económico han sido disparadores de patologías, ya que el stress generado por el maltrato laboral y social han aumentado significativamente, sin embargo lo que se observa es que esta tensión se descarga más en lo corporal que en perturbaciones del sueño.

4. ¿ De qué manera se puede tratar la patología del sueño?

De todos modos, en los casos severos es imprescindible que el paciente esté medicado porque es necesario, que aunque sea poco, algo pueda dormir para evitar la desestructuración de su aparato psíquico. Además hay que, a través de la psicoterapia, ayudarlo a que reconozca, comprenda y acepte las causas inconscientes que lo llevan a tener estos trastornos, que las enfrente y que pueda irlas superando. Para ello se emplean distintas técnicas psicoterapéuticas.


NOMBRE: Noelia Becerra
EDAD: 28 Años
PROFESION: Psicologa

1. ¿Cómo define concretamente al sueño?

Es un estado donde el organismo se encuentra en reposo. Estado fisiológico, activo y rítmico, que aparece cada 24 horas en alternancia con el otro estado de conciencia básica, que es la vigilia.

2. ¿Cuáles son los trastornos más comunes del sueño?

Los trastornos mas nombrados del sueño son el insomnio, y las pesadillas.

3. ¿Qué nos puede contar del sueño desde la sicopatología?

Que los trastornos del sueño son síndromes o entidades neurológicas bien definidas, con una prevalecía muy alta en la población general y cuyas manifestaciones clínicas pueden repercutir en todos los ámbitos de la vida del sujeto que los padece.

4. ¿Qué características presentan los pacientes que sufren algun tipo de trastorno en el sueño?

Por lo general, son personas que en el estado de vigilia estan cansadas y en estado de somnolencia, ya que no descansaron bien durante la noche como sucederia en el insomnio; por ejemplo: presentar ojeras, ojos irritados e irritabilidad en su persona.

.

5. ¿De que manera se puede tratar la patología del sueño?

El tratamiento debe estar dirigido a lo sintomatologico y este ira variando en base a la patología o no. Por ejemplo, en la somnolencia excesiva se trata con fármacos que eleven el nivel de vigilia.


NOMBRE: Javier Roald Bigano
EDAD: 31 Años
PROFESION: Psicologo

1. ¿Cómo define concretamente al sueño?

Lo defino como el que cumple nuestros deseos y temores.

2. ¿Qué nos puede contar del sueño desde la sicopatología?

Durante el sueño se graban todos los contenidos aprendidos, por lo tanto las dificultades en el sueño no colaboran con una buena memoria, además, provocara estados de distracción diurnos, lo cual no favorece a la comprensión y fijación de nuevas experiencias.

Durante el sueño se relaja todo nuestro cuerpo y también nuestra psiquis. Si interrumpimos el sueño, por la noche comenzaremos a confundir la realidad con la fantasía durante la vigilia.

3. ¿En que edades es más común que las personas sufran algún tipo de trastorno?

No hay una edad determinada, pero puedo decir que en la adolescencia se duerme mucho, en los recién nacidos hay un sueño desordenado, y en el anciano se duerme cada vez menos.

4. ¿De que manera se puede tratar la patología del sueño?

Depende de cada uno: si es insomnio, resolviendo un problema o los traumas; si es manía, no se resuelve; si es depresión endógena, con medicamentos; si es depresión por causas externas, con terapia y tiempo.


Al analizar las entrevistas realizadas a tres profesionales del tema en investigación, podemos extraer distintos datos muy importantes para nuestra investigación.

En primer lugar, es importante considerar que todos lo profesionales entrevistados tratan al sueño desde lo patológico para fundamentarlo científicamente; dan a conocer que los trastornos del sueño pueden ser generados tanto por causas psicológicas como de tipo social; coincidiendo todo esto con la teoría colocada anteriormente en nuestro Capitulo I.

Además, los trastornos del sueño son también considerados por dichos profesionales como fobias, que pueden ser curadas mediante distintos tratamientos y técnicas psicoterapéuticas.

Por último, otorgan como un dato de gran valor, que los trastornos del sueño se dan mas comúnmente en mujeres de 30 años en adelante. Consideramos que todo esto puede coincidir con una etapa de la vida en que muchos de los proyectos personales se van concretando, por la posibilidad de que esta concreción no sea efectiva , ya sea por la situación emocional, familiar, económica o de cualquier otra índole, que viven, repercuten en alguna medida en el sueño.

Una de las psicólogas entrevistadas considera que lo laboral y lo económico en estos últimos años de crisis, han sido causales de patologías.

Debemos tener en cuenta, que el sueño desde la patología esta científicamente comprobado, y aunque puede generar serios trastornos, los mismos pueden ser llevados a cabo a través de tratamientos y medicaciones adecuadas, dadas por personas que manejan correctamente el tema.




















3.2. EXPLORACION DE LA REALIDAD

En esta etapa del proyecto de investigación, realizamos 300 encuestas, a personas de diferentes edades y sexos; para que de esa manera el trabajo no fuese solo teoría, sino que tuviese ésta una interacción con la realidad.

Fue así, que después de realizar las encuestas correspondientes, hicimos una lectura detallada de las mismas, acompañando a dicha lectura de tablas y gráficos, que permitieran una comprensión más dinámica y ágil.
A continuación, podrán observar dicha información.


GRAFICO N° 1: ¿RECUERDA LO QUE SUEÑA AL LEVANTARSE?



Analizando los porcentajes obtenidos podemos deducir que el mayor porcentaje con un 48% es el de la opción “a veces”, debido a que al ser el sueño un proceso inconsciente y cíclico, la persona tiene posibilidades de recordarlo cuando este a sido interrumpido por algún factor externo (ruido, persona que nos despierta, etc), o factores internos (molestias orgánicas, dolores musculares, etc)


PERSONA DURMIENDO

Sueño culminado, no se recuerda lo soñado.



Sueño interrumpido, es más probable que no lo recordemos.





Además es más probable recordar lo soñado, en los casos en donde la persona ha sufrido una excesiva actividad diurna, por lo tanto no ha descansado plenamente. En cambio, cuando el caso es a la inversa, es decir cuando la persona logra descansar sin interrupciones en su dormir, las probabilidades de recordar el sueño son muy escasas.


GRAFICO N° 2: ¿DETERMINA EL SUEÑO SU MANERA DE ACTUAR O DE PENSAR?



Con las encuestas realizadas llegamos a un porcentaje muy destacado con respecto a la opción “a veces”
Teniendo un total del 43%, ya que la mayoría de las personas adolescentes se encuentran influenciados, pero al ver las respuestas de las personas mayores de 30 años, notamos un gran cambio en su contestación, se pone de manifiesto la poca influencia de los sueños sobre su actividad normal.
También debemos aclarar que las personas entre 20 y 30 años nos responden que ciertas veces les influye, eso depende de la importancia del mismo.
Cuando nos informamos sobre este tema, nos dimos cuenta que en los sueños influye mas la persona que cualquier otro tipo de problema, por mas interno que sea. Cuando se les presenta un sueño determinante con respecto a su trabajo, relación afectiva, salud, al despertar de el se actúa con mas cautela sobre dichos ámbitos, por temor a que sea una percepción de lo que pueda llegar a pasar. De acuerdo a la calidad del sueño se justifica la manera de actuar.

GRAFICO N° 3: ¿EXPERIMENTA ALGUNA SENSACIÓN FÍSICA AL DESPERTAR?



Generalmente las personas que sufren algún tipo de trastorno en el sueño (sonambulismo, insomnio, narcolepsia, terror nocturno) son los que sufren algún tipo de sensación física, debido a su estado de inconsciencia en el que realizan las cosas. Por ejemplo: se pueden recibir golpes durante un estado de sonambulismo, o interrupciones de la respiración durante una apnea.
Rara vez, el sueño normal de una persona produce una intensa y notable sensación física al despertar.

GRAFICO N° 4: ¿CONSIDERA QUE ES IMPORTANTE SOÑAR? ¿POR QUÉ?




Las personas a menudo nos preguntamos si el sueño es una simple fantasía o si reviste una realidad oculta.
El sueño como actividad onírica es la representación del sueño en la imaginación, de sucesos ligados al inconsciente. Son funciones normales y necesarias para todas las personas, a través de ellas se responden y liberan tensiones.
En esta pregunta obtuvimos un alto porcentaje en la opción “no”, con un 57%. Pero no hay que dejar de lado que la opción “si” tuvo un 43%. La diferencia en las variaciones de estas respuestas se da de acuerdo a la edad de los encuestados. Hay una notable diferencia en los adolescentes y los adultos. Los últimos, al tener un leve conocimiento del sueño responden que es solo una liberación de las actividades diarias, mientras que los jóvenes creen y lo ven desde un punto de predicción, es decir fuera de lo científico. De ahí, que se obtienen dichos resultados.
Al investigar, podemos darnos cuenta que no altera la realidad, pero son parte de ella.




CAPITULO IV

CONCLUSION

Es importante destacar que la problemática que inicialmente nos llevo a buscar información sobre el tema de sueños fue: ¿Puede el sueño mostrarnos la realidad?, con esta pregunta disparadora pensábamos apuntar nuestra investigación hacia lo psicológico y en cierto modo, supersticioso. Pero, al recibir como consigna, realizar una investigación posible de comprobar, fue que nuestro proyecto se perfilo hacia lo científico; siendo este el único camino para su comprobación. Además, a medida que fuimos recolectando mayor cantidad de información; al tema de los sueños le encontramos una explicación científica desde la patología del sueño (trastorno del sueño). De esta manera el primer interrogante planteado se modifico a uno que concordará con el marco teórico realizado: “JUSTIFICANDO A LOS SUEÑOS” .

Una vez realizado el marco teórico, buscamos corroborar todo la información obtenida en el mismo, mediante entrevistas a profesionales (psicólogos), que en cierto modo nos brindaron aun más información útil al trabajo y confirmaron lo ya desarrollado en el marco teórico; esto le dio a nuestro proyecto de investigación una gran verosimilitud.

A lo largo del Capitulo I, surgieron importante puntos, a los cuales le dimos mayor importancia expendiéndonos con mas detalles. Para fundamentar esto, podemos hacer alusión al tema expuesto sobre los trastornos del sueño; que incluso fue el mas destacado por cada psicólogo en su entrevista. Otro tema de suma importancia, es la influencia que tiene la realidad en nuestros sueños, es decir, como todo lo que soñamos tiene u significado vinculado con lo que cada persona vive (su trabajo, su entorno social, sus afectos, salud, problemas, etc…) y como muchas veces de acuerdo a la intensidad que pueden tener nuestras preocupaciones, problemas, relaciones; nuestro dormir puede sufrir algún tipo de alteraciones (sonambulismo, apnea, narcolepsia, terror nocturno, etc…)

Luego de analizar las entrevistas realizadas, tomamos historia reales, de personas que han sufrido algún tipo de trastorno en el sueño, Así, vemos que todo lo investigado anteriormente, no es mera teoría, sino que s algo que sucede a nuestro alrededor, en la realidad que vivimos, aunque muchas veces no lo percibimos.

Otro recurso utilizado, a fin de verificar la teoría, fue el de realizar un numero considerado de encuestas a personas de diversos sexos y edad. Una vez realizadas todas las encuestas previstas, procedimos a reunir dichos datos y analizarlos. Para el análisis concreto de este recurso, recurrimos a la elaboración de tablas y gráficos con porcentajes que nos permitieron una clara visión de la relación existente entre la teoría y la realidad.

Fue un trabajo de todo el año, de mucho esfuerzo que nos dio la satisfacción de adquirir nuevos conocimientos respecto del tema que nos llamo la atención en un primer momento. Realizando esta investigación, nos topamos con realidades desconocidas y alejadas a nuestro existir. Podemos nombrar entre estas realidades, el hecho de tomar al sueño, a partir de este trabajo, no como una mera liberación de nuestro inconsciente sino, que este abarca mucho mas, como es aquel aspecto científico (desde su patología), las alteraciones que podemos sufrir en nuestro propio dormir e incluso el sentimiento de placer que nuestro sueño puede producirnos de acuerdo a su contenido.

Nos resulta interesante podes compartirles, que nos impacto en este investigación darnos cuenta que el tema elegido: los sueños, no es un tema alejado de nuestra cotidianidad sino que esta mas cerca de lo que muchos pensamos. En nuestra vida diaria muchas veces sufrimos alteraciones al dormir, y no nos concientizamos de que aquellas son patologías, mas precisamente trastornos; y que dependiendo de su intensidad y frecuencia merecen determinados tratamientos. Además, debemos tener en cuenta, que el ritmo de vida que llevemos y la realidad que cada uno vive, influye en nuestro dormir provocando o no, ciertas alteraciones.

En concordancia a esta relación de la realidad con nuestros sueños, es importante destacar los resultados obtenidos en las encuestas; donde hubo un gran numero de encuestados que consideran que muchas veces el sueño tiene que ver con la realidad, pero mas allá de eso lo consideran, en general, como parte de la misma. Esto ultimo esta vinculado además, con la concepción que la mayoría de las personas encuestadas tienen respecto del sueño; donde lo conciben como algo proveniente de lo psicológico más que de lo supersticioso. Tal es así que los resultados obtenidos en la encuesta respecto a este planteo fue de un 58% que lo considera como una liberación del inconsciente y no como una simple fantasía.

En relación con los resultados obtenidos anteriormente podemos relacionar la realidad de nuestros sueños con su significado. De acuerdo a la encuesta realizada, obtuvimos que un 96% de los encuestados consideran que el sueño no es algo en vano sino que tiene un significado, lo que no significa que este, determine nuestra manera de actuar o pensar, pero si, como mencionamos anteriormente, forma parte de nuestra vida. Es así, que el sueño es una liberación de nuestro inconsciente, y este el que guarda parte de nuestra realidad reprimida. Por ello es su importancia y valoración por ciertos grupos de personas. A esto se le puede agregar también, que en el sueño, la persona reconstruye lo que ha vivido durante su actividad diurna, en la cual pueden estar presentes elementos deseados (prendas de vestir, afectos, u otro tipo de elemento), los cuales se hacen presente en el sueño a causa de su importancia en la realidad y la fuerza con que lo deseamos. Por esta razón nuestro inconsciente nos puede dar a conocer el momento u objeto deseado a través de una repetición del mismo sueño.



This page is powered by Blogger. Isn't yours?